El basquetbolista cordobés juega en la NBA, en Los Ángeles Clippers, uno de los mejores equipos del mundo. En diálogo exclusivo con Revista La 24, el deportista de Río Tercero nos habló de su espectacular presente y, pese a estar casi en el cierre de su increíble carrera, sostiene que vive con el foco en el día a día, sin pensar en el futuro.

Como buen cordobés, el base nos recibe en el vestuario de los Clippers en el estadio de Miami Heat de buen humor porque habían ganado el partido y haciendo bromas sobre su elegante atuendo. “Me acaban de decir que pensaban que era italiano y pensé que lo me decían por la ropa… Pero era por el apellido”, cuenta Pablo Prigioni con una sonrisa.

No solo por su talento exquisito para desarrollar su juego en una cancha de básquet, sino también por algunas particulares estadísticas de su trayectoria, es uno de los grandes deportistas argentinos de la actualidad.
Ejemplo de esto es que a sus 35 años desembarcó en la NBA, lo cual lo convirtió en el jugador más veterano en ingresar a esa competencia en el último medio siglo de historia de la mejor liga del planeta. “No me impactó tanto entrar en la NBA porque llegué de viejo”, nos dice el base cordobés con humor.

De Río III al viejo continente

Arrancó en el básquet en el club 9 de julio de Río Tercero con tan solo cinco años. A los 17 se fue a Club Ramallo, en la localidad bonaerense del mismo nombre.

A los 20 inició su paso por la Liga Nacional – la más alta competencia del básquet argentino – en Belgrano de San Nicolás. Tras un muy buen año ahí, luego fue a Obras Sanitarias, donde hizo una temporada que lo consagró como el jugador de mayor progreso ese año.

Saltar el charco

Habiendo demostrado una calidad notable en su corto paso por el básquet nacional, el futuro de Pablo estaba en España. Según cuenta, quedó muy enganchado con la Madre Patria, donde jugó cerca de quince años. Fue allí también donde se casó y tuvo hijos.

También donde compartió equipo con su gran socio en el básquet, Luis Scola, un compañero con el que desarrolló una química en el juego realmente impactante y que dio muchos éxitos a la Selección Argentina y al Tau Cerámica.

Fue figura estelar del básquet español, ganando títulos e incluso reconocimientos a su labor individual, al ser elegido como mejor base de la temporada 2007 y como jugador más valioso de la Supercopa de España en 2008, entre otras distinciones.

El sueño americano

La NBA es la cúspide del básquet, el sueño dorado de cada chico que empieza a picar una pelota. Y a Pablo se le dio de grande… Tan grande que le valió entrar en las estadísticas de la historia de los novatos en la liga, como señalábamos más arriba.
Sobre su desembarco, Prigioni cuenta: “Yo llegué bastante mayor, tenía 35 años… No me sorprendió nada porque sabía dónde venía y lo que iba a encontrar”.

Con respecto al salto de Europa a la NBA, Pablo asegura que no fue tan brusco (de hecho, la liga española es la segunda más fuerte del mundo) y que mucho tuvieron que ver también en su llegada los viejos compañeros de la selección, como Luis Scola, Chapu Nocioni y el mismo Manu Ginóbili. “Yo ya había jugado en muchos lugares del mundo y tenía amigos jugando acá (en la NBA) que me contaban cómo eran las cosas, los detalles”, comenta el riotercerense. “Además, ya de viejo las cosas no te impresionan tanto”, continúa bromeando con su edad (tiene 38).

«Pensar mucho más allá del presente cuando estoy en plena temporada haría que pierda el centro y que no esté enfocado en lo que tengo que estar»

Los Ángeles de Pablo

A pesar de cursar su cuarto año en Estados Unidos y haber jugado tanto en Europa, Pablo conserva la tonada cordobesa. Es más, el base riotercerense suele contar que sigue escuchando Radio Popular a través de Internet.

Pablo jugó antes en New York Nicks y en Houston Rockets. Con el primero participó de una postemporada y con el segundo llegó hasta la final de la conferencia oeste. De todas formas, su actual equipo quizá sea el mejor en el que ha jugado.

Con respecto a sus expectativas con Los Ángeles Clippers, Pablo destaca que el conjunto californiano “tiene potencial para pelear hasta el máximo”.
“Somos entre cinco y siete equipos que estamos más o menos en las mismas condiciones – agrega Prigioni – y nadie sabe quién va a llegar. Golden State, San Antonio y Cleveland, en el este, están muy bien pero todo puede pasar”. Además de su propio equipo, esos son los grandes candidatos que señala el jugador argentino.

Y después del básquet, ¿qué?

Con respecto a su futuro y considerando que el cierre de su espectacular carrera se acerca, Prigioni dice, no obstante, tener una mirada enfocada en el presente.

“No tengo idea lo que voy a hacer más adelante. Mi cabeza llega hasta mañana, que tenemos que jugar de nuevo”, afirma el base.

“Pensar mucho más allá del presente cuando estoy en plena temporada haría que pierda el centro y que no esté enfocado en lo que tengo que estar”, asegura.

Una carrera increíble

El pibe del interior de Córdoba que crecía en los 80 en una cancha de Río Tercero es hoy un hombre con una trayectoria espectacular en el básquet, con diez años en la selección incluidos. Un curriculum como solo un puñadito de deportistas argentinos puede acreditar.

A pesar de las luces de su impresionante presente, no se olvida de dónde viene. “Un saludo grande para todo Córdoba… Fue un placer”, nos dice Pablo en la despedida de la entrevista, recordando sus orígenes con cariño y gratitud. De nuestra parte para él, nuestras más sinceras felicitaciones para un cordobés que ha sido protagonista de la historia del básquet.

Títulos
• Liga ACB: 2008.
• Copa del Rey: 2004, 2006, 2009.
• Supercopa de España: 2005, 2006, 2007, 2008.

Selección Argentina
• 2003 Campeonato FIBA Américas – Plata
• 2004 Campeonato Sudamericano – Oro
• 2007 Torneo de las Américas – Plata
• 2008 FIBA Diamond Ball – Oro
• 2008 Juegos Olímpicos de Pekín 2008 – Bronce
• 2009 Campeonato FIBA Américas – Bronce
• 2011 Torneo de las Américas – Oro

Distinciones individuales
Jugador de Mayor Progreso de la Liga Nacional de Básquet de Argentina: 1998/99.
• 2003 – ACB (España) – Líder de la liga en robos (Alicante)
• 2006 – Integrante del segundo Quinteto Ideal de la Euroliga
• 2007 – Mejor base e integrante del Quinteto Ideal de la ACB (Baskonia)
• 2008 – MVP Supercopa de España 2008
• 2009 – Elegido en el quinteto ideal de la Liga ACB 2008-09.