Entrevista al Dr. Juan Horacio Gras, Director General del Hospital Italiano

El tradicional centro de salud de Roma 550 está celebrando su aniversario número 115 en un momento de crecimiento y expansión hacia el interior de la provincia.

“Es un verdadero orgullo cumplir 115 años, acumulando conocimiento y trayectoria en todo este tiempo. El Italiano se fundó en 1903, cuando el único hospital que existía anterior a este era el San Roque”, comienza a contarnos el Dr. Juan Horacio Gras, director general de la institución.

El titular del hospital cuenta que a principios del siglo XX “la sociedad cordobesa no tenía donde atenderse y la población aumentaba a causa de la inmigración y Córdoba empezaba a ser una ciudad importante. Fue una inquietud de la comunidad italiana hacer un hospital y sumó las voluntades de otras comunidades, como la propia argentina, como la francesa, la española, que hasta ese momento no habían desarrollado su propio hospital… el gobierno de Córdoba, el de Italia, la masonería, todos colaboraron para crearlo.

El problema de los hospitales, de acuerdo al relato de Gras, era siempre cómo se mantenían económicamente. “No existían las obras sociales, por lo cual la gente se asociaba a la Sociedad de Beneficencia del Hospital Italiano para tener salud… Los indigentes eran atendidos gratuitamente y la gente que podía pagaba su internación”, describe el médico.

Sociedad de beneficencia, siempre

Las sociedades de beneficencia fueron un modelo de persona jurídica que sentó las bases para crear instituciones de salud. De hecho, con esa misma figura después se constituyeron el Hospital Tránsito Cáceres, el Neuropsiquiátrico, el Misericordia, el Español, de Niños y San Roque. Todos ellos o desaparecieron o pasaron a manos del Estado en las décadas del 40 y 50. “El único que queda bajo la misma figura original es el Italiano, que se ha mantenido sus 115 años como asociación civil sin fines de lucro. El hospital no tiene dueños que repartan utilidades, tiene socios que definen el destino del hospital”, explica Gras.

“En 1903, la salud no era una responsabilidad del Estado y no había tantos médicos tampoco. Entonces era una inquietud social crear espacios para la atención de la salud y así fue cómo surgió el Italiano”, cuenta el profesional.
Juan Gras describe el escenario: “Los hospitales en sus inicios tenían más la función de hospicios, para acompañar a la gente en un buen morir. A fines del siglo XIX, los hospitales empiezan a ser curativos, sanatorios, a hacer cosas para curar y evolucionar su enfermedad. El primer hospital que sigue esa modalidad, que es una tendencia que venía de Europa, es el hospital Italiano de Córdoba.

La actualidad

¿En qué momento está hoy el hospital?
El hospital se ha ido reconvirtiendo tantas veces como la Argentina fue evolucionando en su modelo de salud y nosotros siempre fuimos acompañando ese desarrollo con 115 años de historia y más vigentes que nunca. Somos protagonistas de la historia de la medicina de Córdoba. El hospital sigue manteniendo su identidad italiana, de hospital de colectividad y también de la comunidad de Córdoba.

Estrictamente, el Italiano no es una empresa privada ¿Qué es entonces?
En la salud hay hospitales que administra el estado y hospitales de gestión privada. Nosotros nos financiamos de trabajar en la seguridad social y a su vez, lo más importante que tiene el hospital es su propio prepago… La gente que confía su salud en nosotros, se asocia al hospital y el hospital es el responsable de la salud de la gente asociada. En una prepaga, uno abona una cuota que le permite a ese afiliado atenderse en distintos lugares, pero la prepaga no es responsable de la salud de forma directa sino que lo es un tercero, en este caso, un sanatorio, una clínica, un médico.

Red integrada, un modelo para crecer

¿Cuáles son los objetivos del hospital para el futuro?
Nuestro desafío ahora es consolidar nuestra red. Entendemos que el futuro de la salud está en las redes integradas.

¿En qué consiste una red en salud?
Es un modelo que implica un grupo de instituciones de salud coordinadas y atendidas con el mismo modelo de atención médica y el mismo modelo de gestión de administración.

¿Y esto es lo que hicieron?
Sí, el Hospital Italiano creó una red integrada con instituciones que ya existían en el interior, formó una red articulada de salud con ellas, conducida desde nuestra sede Córdoba. Es una red de atención sanitaria con el mismo modelo de atención médica y el mismo modelo de gestión de administración.

¿Dónde tienen presencia?
Tenemos presencia con clínicas en Jesús María, en Carlos paz, en Alta Gracia, en Villa María; consultorios médicos en Villa General Belgrano, en Totoral, en Villa Allende…. Y en Noetinger el hospital municipal está gestionado desde acá, en un convenio público-privado. Las nuevas tecnologías nos permiten acortar las distancias y el desafío está en poder trabajar a distancia con la misma eficiencia y la misma calidad.

¿Cómo calificaría esa calidad de los servicios hoy?
El hospital certificó calidad de atención médica por ITAS, que es el Instituto Técnico de Acreditación en Salud. Nosotros trabajamos bajo normas sanitarias, que están certificadas y que hablan de la buena praxis. Esto es otra de las cosas que se viene en salud, la acreditación en calidad, que implica el mejoramiento de los procesos.

Se ve una carencia de cobertura de salud en el interior, ¿por eso surge la iniciativa de la red?
En los últimos quince años cerraron la mitad de las instituciones médicas de la provincia porque no han podido sostenerse económicamente… La medicina sigue avanzando pero el financiamiento de la salud está en crisis y eso hace que las instituciones del interior, con menos ingresos, no hayan podido acompañar el desarrollo. Entonces se van quedando atrás y se hacen inviables para funcionar. Esta problemática la venimos viendo hace rato y nos movilizó a crear la red.

¿Cómo actúa el servicio de la red en un caso concreto?
La idea es que si alguien necesita atención de menor complejidad, lo pueda tener en su propia localidad con una institución de nuestra red, y si necesitara un tratamiento o intervención más compleja pueda ser derivado directamente a nuestra sede de Villa María o Córdoba, e incluso si necesita ser internado, operado o transplantado, también lo recibiremos de forma directa porque es el mismo paciente, miembro de la red, con historia clínica única. Es responsabilidad nuestra su atención y esa atención es integral.

Centro de atención, centro de formación

¿Cuál ha sido y es el rol del Italiano como espacio de formación de profesionales de la salud?
El Hospital está asociado a la Universidad Nacional de Córdoba y sus residencias están aprobadas por CONEAU. Tenemos la misión no solo de atención médica de complejidad sino también de la formación médica. Nuestro departamento de investigación y docencia tiene a 120 médicos que se están formando para ser especialistas en distintas ramas de la medicina. El hospital lleva 35 promociones de especialistas egresados.

Los residentes ocupan buena parte del plantel de médicos
Sí, son 120 sobre 420 en total. Son médicos, en formación de su especialidad pero médicos al fin, y aún así están supervisados por nuestro departamento de docencia. Además, nuestra idea es trasladar este espacio de formación al interior. Porque uno de los grandes problemas en la formación de recursos humanos es que decidan instalarse en los lugares donde son más necesarios. El número de médicos por persona que tenemos en Argentina supera el necesario pero están muy concentrados en las grandes ciudades.

Habría que poner algún estímulo para que los médicos jóvenes vayan al interior
La red es una forma. Si lográramos diseñar una residencia que rote por los diferentes puntos de la red, habría más atención en las distintas localidades. Este modelo ayuda la inserción de médicos en el interior, porque el profesional se instala en otro lugar pero sigue siendo parte del Hospital Italiano, ayudado y contenido por la institución.

El Italiano en números:
Socios: 25 mil afiliados
Superficie: 15 mil mt cubiertos
Internado: 230 camas
Internaciones: 1200 al mes
Cirugías: 500 mensuales
Consultas: 40 mil mensuales
Profesionales: 300
Residentes: 120